Inicio / Columnistas / 5 Columnistas / Lima, capital de un virreinato que persiste

Lima, capital de un virreinato que persiste

En Lima mismo no he aprendido nada del Perú. Allí nunca se trata de algún objeto relativo a la felicidad pública del reino. Lima está más separada del Perú que Londres

Desde que el sabio ale­mán visitara la patria de los virreyes ¿algo ha cambiado? Lima fue cambia­da por gente de las provincias, en una justa y esforzada “cru­zada” democratizadora en pos de derechos.

Sin embargo, alto ha sido el costo que tuvieron que pagar por acceder a esa precaria mo­dernidad. Cito a Degregori:

Lo que hacen más bien es una invasión como una es­trategia tipo “caballo de Troya”, se camuflan, cosa que es una situación tremenda y desgarradora porque para poder conquistar tienen que perder lengua, tienen que perder vestido, que son elementos por los cuales los reconocen; para lograr la “igualdad de condiciones”, sacrifican una serie de elementos.

Esto, se refería a los migrantes de las primeras gene­raciones. Sus hijos, limeños por nacimiento y derecho ¿cuánto de conexión tienen con su tierra de origen? A veces, me parece observar solo gente desarraigada, destorritorializada, como parada en un limbo. Aletar­gada por el día a día estresante que nos dicta el con­sumo. El punto a tratar es, ¿quién detenta, detentó, el poder en el Perú desde 1821 a la fecha?, y ¿a quién sirve dicho poder?, ¿será acaso a las clases populares? Esta pregunta, amigo lector, como habrá imaginado, es casi retórica.

Empecemos por el origen de esta situación. Citamos a Julio Cotler:

Mientras españoles y criollos emigraron en masa o se refugiaron en el Callao, esperando en vano el arribo de las tropas que debían restaurar el dominio hispánico, los jefes de los ejércitos libertadores se hicieron cargo de la naciente república a falta de una elite política “peruana”. Además de las guerras de la independencia, estas situaciones contribuyeron al empobrecimiento y decadencia, al aislamiento regional y a la “feudaliza­ción” del “país”, reforzando los principios y las estruc­turas institucionales coloniales, en el marco de una nueva dominación política.

Es así que los virreyes, como figura simbólica de la “matriz colonial” (Cotler dixit), no estaban muertos, solo sufrían de narcolepsia, y dormían en el interior de cada presidente. Pareciera que sus espectros habitaran Palacio de Gobierno y poseyeran a cada nuevo inquili­no. Así en un Pardo, Leguía, Prado, Belaúnde. Incluso se “rebajaron” a reencarnar en un Sánchez Cerro, To­ledo, o en un vulgar García Pérez, pero siempre allí. Hasta encontrar otro cuerpo. Y ¿cuál más adecuado que el de nuestro momificado mandatario? Es así que el poder sirve a las clases sociales altas, que a sus vez sirven al capital y a las transnacionales. Tan real que parece folletinesco, panfletario.

El último reporte desde la capital del virreinato, nos da cuenta que Susana de La Puente ha sido nombrada Embajadora en Gran Bretaña. Premio de un lobbista a la lobbista que sostuvo su campaña.

Por otra parte, el señor Pedro Olaechea, el mismo que tiene un equipo de Polo (para los que no lo saben, este es un deporte practicado por la aristocracia na­cional que consiste en golpear una pelotita sentado en caballos que cuestan más que un BMW), ha autorizado a las empresas chilenas Aventura Plaza y Open Plaza S.A., a adquirir y mantener terrenos en zona de fron­tera. Que suman 130.000 metros cuadrados. El pro­blema radica en que se encuentran dentro de los 50 kilómetros de exclusión, que la Constitución determina para dichos territorios.

Recordemos que, Open Plaza compró su terreno en el delincuencial segundo gobierno de García. Ahora, el señor Olaechea beneficiaría a estas empresas basado en normas dadas en el fujimorato. Todo esto mientras la salud y la educación siguen en crisis, y en la calle se viven auténticas cowboyadas. La pregunta es: ¿hasta cuándo permitiremos que el espíritu de los virreyes go­bierne para las minorías?

Autor: Francisco León

Puede leer también

Velille: pueblo que lucha contra la contaminación de Las Bambas

MMG Las Bambas, tiene como principal accionista a la estatal China Minmetals Corporation, la misma …