Inicio / Deportes / El balón sigue rodando después de la Copa del Mundo 2018
Fuente: Uefa Supercup by Victoriano Tornel via Flickr - ( CC BY SA 2.0)

El balón sigue rodando después de la Copa del Mundo 2018

Una vez finalizado el mundial de fútbol de Rusia 2018, el espectador se ha vuelto a refugiar en sus torneos domésticos. Sin embargo, a pesar de los cargados calendarios que sufren muchos equipos, sobre todo los de élite, el deporte rey sigue teniendo gran demanda. Con el paso de tiempo y los nuevos flujos de dinero hacia los clubes derivados de los derechos de televisión, se empieza a marcar un camino en el que los enfrentamientos entre equipos punteros son los que mueven un negocio multimillonario. Si excluimos a los aficionados más locales, un Real Madrid-Juventus o un Alemania-Brasil, mueven un público tan numeroso, que el negocio generado alrededor no ha pasado desapercibido para los dirigentes del fútbol mundial.

Nuevos torneos, más ingresos.

Así pues, la UEFA, ha creado un nuevo torneo denominado Nations League (Liga de las Naciones), centrada sobre todo en participantes europeos. Este formato pretende aprovechar el tirón de los años de grandes torneos internacionales. La base del torneo radica en celebrarse cada dos años, tras mundial o Eurocopa, y con una final four que se celebraría en los años impares, aprovechando el vacío de grandes torneos en esos años. En esta liga podrán participar todas las federaciones europeas. Y en lo referido al sistema clasificatorio y de competición, será el típico de las grandes ligas. Existirán cuatro tipos de liga, A, B, C, D, que corresponderán con divisiones, que a su vez se dividirán en grupos. Existirá un sistema de ascensos y descensos hasta el final de la competición. Evidentemente, al ser el primer año, la configuración de los grupos quedara en base a los coeficientes UEFA de cada selección. A modo de ejemplo, la liga A (primera división), del torneo que empezara el próximo septiembre, enfrentará a equipos como Alemania, España, Italia, o Francia. Los enfrentamientos y emparejamientos previos se dirimirán mediante un sorteo de bombos similar al de la liga de campeones, con cabezas de serie, etc. Por tanto, entre septiembre y noviembre de 2018 se dirimirán los equipos de una final four a jugar en junio de 2019.

Fuente: Sportb betting by Alan Kotok via Flickr – (CC BY 2.0)

Más opciones de disfrutar como espectador

Así pues, tenemos la oportunidad de añadir otra competición en la que disfrutar con una de las actividades más de moda, las apuestas deportivas. Ver una competición de cualquier deporte y jugar unas monedas por placer, se ha convertido en un extra, que ya millones de personas en el mundo realizan, y en un negocio de millonarias dimensiones.

En el torneo que nos ocupa, podremos disfrutar de unas cuotas suculentas dada la entidad de algunos de los participantes. Por ejemplo, el 6 de septiembre podremos disfrutar de nada menos que un Alemania-Francia con cuotas por encima de los 2 euros a la victoria de ambos, o un Inglaterra -España el día 8, a cuotas que superan los 2.5 euros de ganancia. Si por nuestra latitud, nos resulta difícil seguir los partidos en directo, podemos apostar directamente a quien creemos que ganara el torneo, donde los favoritos España, Francia o Alemania, se pagan por encima de los 4 euros. Por supuesto recalcar el disfrutar de esta actividad con responsabilidad y control.

Puede leer también

‘No existe un jugador imprescindible en el equipo, todos son importantes’

Entrenador imperial, Gustavo Roverano deja en claro la valía de su plantel en conjunto El …